sábado, noviembre 20, 2004

Shoot!, ¿te gusta el fútbol?

No cabe duda que en España el anime futbolero por excelencia es Campeones y sus épicos partidos jugados por Oliver Atom, Mark Lenders, Benji Price y compañía. Fue todo un fenómeno sociológico en la primera mitad de los 90 gracias a su pase por Telecinco y caló hondo entre los aficionados, que años después podrían visionarla nuevamente en Antena-3. Pero entre los más entendidos tampoco se duda que el mejor anime con fútbol de por medio es Shoot!. Esta serie de 58 episodios tuvo la mala suerte de estrenarse en nuestro país en otoño de 1997, pocos meses antes de que la antaño cadena amiga decidiera suprimir la franja infantil de la mañana para emitir programas informativos, quedando los últimos episodios relegados a los fines de semana. Más adelante tampoco tuvo suerte con sus reemisiones, pues el segundo pase fue cortado tras apenas una decena de episodios y se recuperó un par de años después, en verano, a las 5 ó 6 de la madrugada, donde también se inició un tercer pase que tampoco duró demasiado. Por todo ello, este anime cuyo diseño de personajes corre a cargo de Shingo Araki (Los caballeros del zodíaco), un autor que fue el invitado del IV Salón del Manga de Barcelona, en 1998, pasó con más pena que gloria, como casi todos aquellos estrenos de la cadena procedentes del catálogo de Arait Multimedia (La liga del dragón, Mi amigo el mapache).

Durante la secundaria baja, Toshihiko Tanaka, Kazuhiro Hiramatsu y Kenji Shiraishi formaban "el trío de oro" en el equipo de fútbol del instituto. Recién llegados a la secundaria alta, los tres estudian en el instituto Kakegawa, donde el año anterior había jugado la gran estrella juvenil Yoshiharu Kubo. Pero el fútbol ya forma parte del pasado. Sin embargo, Kazumi Endo, una amiga de infancia que siempre les animaba en sus partidos logra convencerlos uno por uno para que vuelvan a jugar a fútbol en el equipo del instituto. A la incorporación de un delantero centro de potente zurda (Toshi), un veloz e inteligente extremo (Kazuhiro) y un seguro de vida en la portería (Kenji), más el regreso de la estrella Kubo a Japón, la dirección del segundo capitán, Atsushi Kamiya, y otros valiosos jugadores, el Kakegawa tiene posibilidades de lograr el torneo intercolegial. Pero para Toshi, el fútbol no es lo único. Está enamorado de Kazumi. Al igual que Kazuhiro. Y el corazón de Kenji lo ocupa la hermana mayor de Toshi. Entre partidos y entrenamientos, un duro golpe en pleno corazón del Kakegawa y la incursión en el mundo de las idols de Kazumi, el campeonato intercolegial va avanzando y el cuarteto protagonista, haciéndose mayor.

Siempre se ha dicho que el gran problema de los mangas y animes deportivos es que se centran tanto el deporte de que trata que lo único que destaca -para bien o para mal- de esas obras es el ansia de victoria, el esfuerzo extremo hasta alcanzar un campeonato, el compañerismo y la espectacularidad de las escenas deportivas. Shoot! va más allá y cuenta una historia donde el fútbol no es el protagonista absoluto, quedando a menudo en segundo plano frente a los personajes, sus problemas y sus sentimientos. Lo importante no es saber si el Kakegawa logrará el campeonato y si los partidos hasta que eso suceda serán espectaculares. Aquello que verdaderamente mueve la serie es la evolución de los personajes, ver cómo el equipo se levanta tras la tragedia que ha de superar, ver qué sucede con Kazumi y su carrera musical, saber cómo acaba ese triángulo amoroso en el que se inmerso Toshi. La historia no brilla por su originalidad, no nos vamos a engañar, pero formando parte del género deportivo se agradece que no se centre única y exclusivamente en los partidos, sino que también retrate las relaciones entre los personajes y haya un hilo argumental que no tenga que ver con el deporte. Es una historia sencilla, típica, que quizás no destaca demasiado a nivel de guión. Su fuerza reside en algunas de las situaciones que presenta, en una buena OST con dos estupendos temas vocales y en unos personajes muy bien definidos, creíbles y con carisma. El doblaje español también estaba a la altura, especialmente el de Toshi y Kazumi (una curiosidad: la actriz de doblaje de Kazumi estuvo varios años dando voz a "M4r14", la rubia adolescente hecha por 3D para el programa infantil TPH Club, de TVE) La animación es correcta y el diseño de personajes de Araki es de los mejores que ha realizado en los últimos tiempos (la serie data de 1993), mejorando sobremanera los diseños de la primeriza autora del manga en que se basa y que se esconde bajo el masculino seudónimo de Yoshiko Ooshima. Shoot! es un buen anime para los amantes del género deportivo, que podrán disfrutar tanto del argumento deportivo como de la trama amorosa, aliñada con humor y un poco de acción. ¿Te gusta el fútbol?

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.