domingo, febrero 13, 2005

Short Program, Adachi en estado puro

Cuando uno habla de Mitsuru Adachi, tiene varias cosas en mente. Por un lado, piensa en Touch -en España más conocida por Bateadores-, la obra que le ha hecho famoso entre los aficionados. Por otro, piensa en un autor cuyas obras, mayoritariamente comedias románticas, están llenas de humor, amores a flor de piel que no acaban de dar el último paso y deportes, sobre todo el más querido de Adachi, el béisbol. A favor del autor, lo bien que resulta la mezcla de esos elementos entre los lectores, motivo por el que desde hace 20 años se encuentra en la primera línea del manga. En su contra, que a menudo alarga innecesariamente el desenlace amoroso y que el aspecto deportivo cobra demasiado protagonismo a veces. Bien, pues Short Program es ideal no sólo para los fans de Adachi, sino también para aquellos a los que les saca de quicio esos dos "defectos". Short Program son dos tomos de casi 300 páginas que recopilan historias cortas del autor. El primer tomo apareció en Japón en octubre de 1988 bajo el nombre de Short Program y contenía 8 historias publicadas entre 1985 y ese mismo año. Casi una década más tarde, en junio de1996, se recopiló otro tomo, titulado Short Program 2, que recogía 10 pequeñas historias publicadas entre 1989 y 1995. Todas ellas habían ido apareciendo durante esos respectivos periodos de tiempo en diversas revistas juveniles de la editorial Shougakukan, como Ciao, Young Sunday o Shounen Sunday. Aunque originalmente son dos obras diferentes, en Occidente se han publicado como si se tratara de los dos tomos de una misma obra.

Short Program narra 18 historias en las que el amor está presente, unas veces con el deporte de fondo, otras en el epicentro de un drama humano o todo lo contrario, de una pura comedia, también en historias con mucha acción o con sorprendentes viajes temporales. Sus personajes sufren por amor, no pueden olvidar el pasado, se enamoran de la persona equivocada, huyen de quien aman o luchan para ser amados. Cada historia tiene algo que engancha en su lectura y te hace querer leer la siguiente. Y cuando lees la última, se entremezclan la cálida impresión de haber leído un manga realmente bueno y la triste sensación de que ya se ha acabado. Acabas y, francamente, quieres más. Adachi es un maestro en crear personajes, aunque a menudo se le acuse de que sus protagonistas son iguales en todas sus obras. En Short Program muestra una gran riqueza de personajes y demuestra que sus mangas son, ante todo, historias centradas en las personas, importando más éstas que no la historia en sí misma, aunque a veces dé demasiado protagonismo al deporte. Logra que sus personajes sean cercanos al lector, confiriéndoles un carisma tremendo, y hace que el lector sufra, llore o sonría según qué le sucede al protagonista. Eso sucede al final de cada historia de este título, ninguna te deja indiferente. Además, Adachi es un malabarista capaz de caminar firmemente sobre el alambre que delimita el shoujo y el shounen, como se observa rápidamente en esta obra, y en ambos casos crea con gran maestría. A ello ayuda sin duda su especial estilo de dibujar, ese mismo que algunos califican de simple e incluso de poco estético, sin caer en la cuenta de que ese grafismo le da mucha fuerza a sus personajes, aportándoles una expresividad y un realismo que ya querrían se capaces de transmitir muchos otros autores superventas.

En cuanto a la edición española, editada por Otakuland, es impecable. Respeta el formato del original, mantiene las páginas a color, la impresión es muy buena, el papel es de calidad y el precio está muy ajustado para el formato. Posiblemente la mejor edición hasta la fecha de esta editorial. En la traducción, afortunadamente, nada chirría a simple vista y las adaptaciones que se dan -como la de El Quijote- está por lo general acertadas, al contrario que en otros títulos de la misma editorial. En definitiva, una excelente edición para un manga exquisito que gustará a todos los que busquen buenas historias cortas para leer, especialmente aquellas con el amor de por medio, y no quieran leer de nuevo el mismo tipo de cosas. Para ellos, los dos tomos de Short Program estarán llenos de originalidad y frescura en comparación con lo que el mercado español lleva tiempo ofreciendo en este tipo de historias.

4 Comments:

At 3:23 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola Kyosuke,

No están nada mal las historias cortas del maestro Adachi, aunque Yo personalmente me quedo con las tramas más largas.
Touch (Bateadores), por ejemplo, debería ser de obligada lectura para cualquier aficionado que deseara aprender de narrativa de las manos de un auténtico maestro.

Por cierto,¿sabes algo de aquella edición que anunciaron de "Pimentón Multicolor"?

Una paginita,
http://users.skynet.be/mangaguide/au14.html

Un saludo,
David.

 
At 4:02 p. m., Blogger Kyosuke said...

Adachi es un autor casi imprescindible, pero se alarga demasiado a veces. No es nada malo, les ocurre a casi todos los autores. Touch aún no he podido comprarla, espero hacerlo a lo largo de este año.

Sobre Pimentón multicolor, en Otakuland todavía no han dado fecha de salida, así que supongo que será novedad del Salón del Cómic de Barcelona, en junio. Cuando lo sepa, cuenta con que lo anunciaré, ^^

 
At 4:33 p. m., Anonymous Anónimo said...

Los 10 años de diferencia entre los 2 grupos de historias, ¿se notan para bien o para mal?

 
At 9:16 p. m., Blogger Kyosuke said...

Hombre, se nota más que nada a nivel gráfico, y es para bien, aunque dado el estilo del autor, el primer tomo ya era bastante característico. A nivel de historias, me han gustado más o menos por igual en ambos tomos.

Vamos, que no es como esos recopilatorios de historias cortas de autores cuya evolución, tanto gráfica como narrativa, ha variado considerablemente durante su carrera y que decepcionan al ver el grafismo que destilaban sus primeras obras. Short Program no es a Adachi lo que Quartet Game a Yoshizumi o Wingman (aunque no sea un recopilatorio) a Katsura, para entendernos.

 

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.