lunes, marzo 14, 2005

Curse of the Undead Yoma, una sangrienta historia feudal de ultratumba

Muchas veces me he preguntado cómo escogía Mangafilms los títulos que editaba en nuestro país en formato VHS durante la primera mitad de la década de los 90. Si bien es cierto que sacó decenas de cintas clásicas, siempre he criticado que dejara pasar una serie de títulos comprendidos entre 1987 y 1993, un fructífero periodo en el que Japón vio nacer numerosas series de OVA que en Occidente se convirtieron rápidamente en pequeños clásicos, a menudo más por ser de los primeros títulos en editarse que no por su calidad. Entre ellos había animes de fantasía heroica (Iczelion), de ciencia-ficción (Psychic Wars, Vampire Wars) y cyberpunk (Cyber City Oedo, AD Police) sobre todo. Mientras Selecta rescata algunos de esos títulos del fondo editorial de Manga Entertainment, el año pasado pudo verse Curse of the Undead Yoma en Euskal Telebista para sorpresa de muchos, que desconocemos el licenciatario en España de dicho título. Formado por dos episodios, el título original de esta obra a medio camino entre el gore y el género de ninjas y samuráis es Gai Yoma kakusei, y el creador del manga es Kei Kusonoki. La productora Toho se fijó en la historia y la adaptó en 1988 con animación del por entonces aún poco conocido J.C. Staff. (Gunparade March, Shingetsutan Tsukihime). El director fue Takashi Annou, cuya irregular trayectoria ha ido por derroteros muy diferentes a las características de este trabajo, habiendo dirigido la primera serie de OVA de Yokohama Kaidashi Kikou o también Spirit of Wonder. Del diseño de personajes se encargó Matsuri Okuda, cuyos trabajos más importantes han sido Shulato y la larguísima serie de OVA Héroes de la galaxia.

En plena era feudal japonesa, con constantes guerras entre clanes y la aparición cada vez más frecuente de monstruos asesinos, Marou huye de las tierras donde ha crecido y del clan al que pertenece. Su amigo de infancia y compañero Hikage recibe la orden de dar con su paradero. Hikage llega hasta una pequeña aldea situada en la montaña, en donde la gente no tiene preocupaciones y se dedica a beber, comer y disfrutar de los placeres de la vida. Allí conoce a una aldeada llamada Aya, de la que se enamora. Pero la aldea tiene un oscuro y sorprendente secreto que Hikage descubre demasiado tarde. Ahora, sabedor de la verdad de su misión, abandona a su clan e inicia una vida errante dedicada a acabar con los monstruos que encuentre a su paso hasta dar con aquel que los domina. El momento llega dos años después, cuando conoce el plan para unirse en uno sólo de los dos demonios reinantes. Con la ayuda de una joven ninja llamada Aya, Hikage es el único que puede evitar que despierte el rey de los demonios, aunque para ello deba arriesgar su vida y la de la chica. ¡La lucha definitiva para salvar al mundo acaba de comenzar!

Estamos ante un anime que sigue los patrones del género. Es decir, mucha acción, sangre a borbotones, miembros mutilados, monstruos asquerosos, alguna trágica historia de amor, etc. La originalidad no es su fuerte. Curse of the Undead Yoma se limita a presentarnos la búsqueda de un hombre llevada a cabo por un amigo de toda la vida, y cómo éste acaba descubriendo un sorprendente y terrorífico secreto, a la vez que su corazón clama venganza, por lo que inicia un errático viaje para consumarla. Aún y así, posee una buena ambientación y sorprende el ritmo narrativo, especialmente en el primer episodio, en el que inicialmente todo sucede de una manera muy pausada, sin apenas diálogos. La verdad es que el protagonista no es muy hablador. A pesar de dejar buen sabor de boca, uno no tiene la sensación de haber visto un excelente anime, puede que ni tan siquiera de haberse entretenido, aunque la tensión se mantiene durante la mayor parte de la hora y cuarto que duran en total ambos episodios. Los personajes son bastante estereotipados y sólo la segunda Aya de la historia y Marou -un auténtico loco sediento de sangre- tienen cierto atractivo, junto a Kazami, el honorable líder de los ninjas del clan, que protagoniza una de las mejores escenas de esta obra. Típica de la época es también la animación, correcta en líneas generales, y los diseños, rudos, fuertes, son acertados totalmente para la historia que se explica. De la banda sonora cabría destacar los tracks que suenan en determinadas escenas, que apoyan brillantemente a las imágenes. En materia de doblaje, no puedo obviar que la seiyuu que pone voz a la aldeana Aya es ni más ni menos que Hiromi Tsuru, la voz japonesa de personajes como Madoka Ayukawa (Kimagure Orange Road) o Bulma (Bola de dragón), entre otros muchos conocidos personajes femeninos. Haciendo una valoración general de Curse of the Undead Yoma, es un anime que seguramente gustará a los amantes del género y a aquellos que busquen un anime en el que abunde la sangre y la violencia. Si bien la historia no está exenta de cierto interés -aún y la falta de originalidad-, a los noveles en el género probablemente les parecerá un bodrio mal dibujado.

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.