lunes, marzo 07, 2005

Happy Lesson, cuando tus cinco profesoras te hacen de madre

Parece que se convierte en una tradición el quedarme sin conexión los fines de semana. No obstante, aquí estoy de nuevo, desde un ordenador ajeno, para hablar del tercer anime en discordia que he visto en las últimas semanas: Happy Lesson. Sin duda, una peculiar y original variante dentro del género de los harem anime, series en las que el protagonista masculino está rodeado de chicas, normalmente preciosas y locas por él, lo demuestren o no. Partiendo del tomo único creado por la autora Mutsumi Sasaki, la productora KSS (Comic Party, To Heart) se unió con Media Works (Kokoro Library, Gunslinger Girl) para adaptar libremente ese manga. Así apareció en el mercado nipón Happy Lesson, con un total de 26 episodios y dos series de OVA. En 2002 se estrenaba la primera temporada, de 13 episodios, y se ponía a la venta la primera serie de OVA, de 5 capítulos (uno dedicado a cada profesora-madre). Al año siguiente se emitía por televisión la segunda temporada, de otros 13 episodios, bajo el nombre de Happy Lesson Advance, con nueva trama y chica mona de por medio. Finalmente, en 2004 salieron a la venta los 3 episodios de Happy Lesson: The Final, con los que concluía el periplo animado de este título. Entre el staff técnico escogido, destaca el director de la serie de televisión, Akira Suzuki, conocido por haber dirigido otros animes con gran carga de humor como Kodomo no Omocha, Lime Iro Senkitan o Maze. También Mayumi Watanabe, la diseñadora de personajes, que también había trabajado en Lime Iro Senkitan, además de en otros animes como Refrain Blue o Kakyuusei. Como curiosidad, el director de los OVA The Final fue Saburo Omiya, un reconocido productor de animes hentai (pornográficos) y de adaptaciones de títulos hentai en animes más ligeros, como Refrain Blue o Kakyuusei.

Chitose Hitotose era un adolescente solitario y conflictivo que vivía solo en la enorme casa que sus padres le dejaron. Huérfano desde muy pequeño, creció en un orfanato y no pudo conocer lo que era el amor de una familia.¿Que por qué hablamos en pasado? Porque ahora Chitose tiene una familia. Extraña, eso sí, porque su "familia" está formada por Mutsuki Ichimonji, su profesora de Literatura japonesa, que siempre está encima de él para que estudie y atienda en clase; Yayoi Sanzein, la encargada de la enfermería del instituto, que además es hija de un monje budista y le realiza rituales de exorcismo casi a diario; Satsuki Gokajou, la hiperactiva y marimacho profesora de Educación Física; Uzuki Shitennou, profesora de Bellas Artes, amante del cosplay y de apariencia infantil; y Kisaragi Ninomai, la misteriosa profesora de Química, que se pasa la vida inventando toda clase de artilugios extraños y peligrosos. Viven juntos e intentan que nadie del instituto lo sepa, ya que se puede armar una tremenda. Sobre todo si lo descubre la delegada de clase, Fumitsuki Nanakorobi, que está enamorada de Chitose y anda intrigada por saber dónde y cómo vive. Las cinco profesoras intentarán llevar a Chitose por el buen camino, enseñándole lo que es el amor maternal y protegiéndole, sacrificándose por el bien de su "hijo". Las cosas se complican cuando, ya en la segunda temporada, aparece Nagatsuki, la hija del líder de la mafia china, que viste como un chico y considera a Mutsuki su segunda madre desde que era niña. No acepta que Chitose sea su hijo y eso provocará constantes enfrentamientos, poniendo en apuros a la joven profesora. ¿Lograrán las cinco profesoras-madres que Chitose sea feliz?

Happy Lesson es un fracasado intento de aunar comedia y drama, junto a alguna subtrama romántica. Su principal valor es el humor, al servicio del cual están las típicas ambientaciones que se presentan (viajes a la montaña, salidas a la playa, festivales escolares) y los personajes secundarios (impagables son las escenas en que aparecen B-kun y C-kun, los compañeros de Chitose que siempre molestan a Nanakorobi imitándola; de lo mejor de la serie). Desgraciadamente, usa y abusa de un sentimentalismo excesivo y vergonzante, centrado en los sacrificios y demostraciones de amor de las cinco profesoras hacia el protagonista, para el cual sólo quieren lo mejor. Eso es lo pierde a este anime, junto a los OVA finales, en los que se da un vuelco absoluto a la historia con una trama que hasta entonces no había surgido –aunque sí se podía intuir- y que se soluciona demasiado precipitadamente, sin mostrar tampoco un final del todo claro. Así, sin estar mal en su parte humorística, con el encanto de la trama romántica centrada en Nanakorobi y su timidez –y mala suerte- a la hora de confesarle su amor a Chitose, Happy Lesson se hace realmente pesada cuando toca la parte más emotiva, incluso sonrojando al espectador, que quizás se pregunte qué hace viendo un anime así. Además se equivoca con ese giro radical de la trama justo al final de la historia. El diseño de personajes no está mal, aunque las caras de las protagonistas son demasiado redondas, lo que les da una apariencia algo rara. La animación es normalita, destacando los aparatos mecánicos que Kisaragi crea y con los que atormenta a su pobre “hijo”. Tampoco la música tiene temas que sobresalgan, si bien el ending de la primera temporada, Yume no Miyako Tokyo Life, cantado por Akiko Nakagawa, es bastante divertido, pues las imágenes muestran a todas las protagonistas femeninas en diseños SD (Super-Deformed; con el cuerpo pequeño y la cabeza grande) bailando al son del tema musical. En definitiva, es una lástima que un regular anime de humor se haga altamente insoportable cada vez que cede el protagonismo a los sentimientos materno-filiales de los protagonistas. Ni siquiera la incertidumbre del amor que siente Nanakorobi ayuda a que Happy Lesson remonte el vuelo. No es precisamente un anime cuyo visionado recomendaría encarecidamente ni aunque se tuviera mucho tiempo libre.

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.