domingo, mayo 01, 2005

Hani Hani Operation Sanctuary, el secreto de aquel atardecer en la colina

En los últimos tiempos se han puesto de moda las series de corta duración, animes cuyos episodios duran poco más de 5 minutos y sirven para enlazar dos programas diferentes, o bien series de algo menos de un cuarto de hora que se emiten a pares y hacen el tiempo de una serie como las de toda la vida. Hani Hani Operation Sanctuary sigue el modelo de esta última. Sus 12 capítulos y un episodio especial durante alrededor de 12 minutos, y se emitía conjuntamente con la serie Wind, a Breath of Heart, otro anime de similares características. En ambos casos, son series muy recientes, pues se emitieron en verano de 2004. Al igual que otros animes de los hemos hablado anteriormente, Hani Hani es otra adaptación animada de un juego hentai para ordenador, para la cual se ha eliminado cualquier atisbo sexual con tal de convertir el anime en una historia de amor, con mucho humor y -en este caso- un envoltorio de ciencia-ficción en los episodios finales. Entre el staff técnico no destacan nombres, pues la mayoría son profesionales jóvenes que anteriormente sólo habían trabajado en cargos secundarios. El más conocido es Shinki Katahira, el director de arte, que ha trabajado en Hellsing y Haibane Renmei entre otras.

Naoki y Honami son amigos desde que eran pequeños y siempre han tenido una relación muy especial. Ahora son adolescentes que van al instituto y Honami va cada mañana a casa de Naoki para despertarle e ir al instituto juntos, montada en el asiento trasero de la bicicleta mientras pedalea Naoki. Él perdió la memoria hace 5 años y también perdió algo más importante: a sus padres. Simplemente desaparecieron, nadie sabe cómo. Después de recuperarse en el hospital, se fue a vivir con sus tíos y su prima Matsuri, con quienes intenta mantener una relación de familia normal. Aunque eso no es tan fácil cuando Matsuri, que acaba de entrar en el instituto, tiene en su primo a su amor platónico. En el instituto, Naoki no tiene sólo a Honami y Matsuri. También están Kouji, su mejor amigo; Fumio, la encargada de clase; Tachibana, una tímida compañera de Matsuri que forma parte del Club de Jardinería; Yui Nonohara, una bajita y tenaz profesora; y Kyoko Nishina, la encargada de la enfermería. A decir verdad, todo comienza cuando Naoki empieza a sufrir unas horribles pesadillas, en las que ve la ciudad desolada y vacía, invadida por una enorme planta que lo ha destruido todo. Uno de esos días, mientras está en el instituto, una chica cae del cielo y le confunde con alguien llamado Yusuke. Ella es Mikoto, que decir venir de un país extranjero y que busca a su hermano, desaparecido meses atrás en Japón. La chica entra en su clase y poco después en el Club de Astronomía del que forman parte Naoki y Kouji, bajo la batuta de la profesora Nonohara. Mientras pasan los días, llegan los exámenes y el verano se va, ese grupo de personas descubrirá o dará a conocer, según el caso, un trágico accidente espacio-temporal, el sentimiento de culpa por haber destrozado una vida, sentimientos a flor de piel y un increíble secreto. Entonces Naoki tendrá que tomar drásticas decisiones sobre su vida y sus sentimientos.

Hani Hani Operation Sanctuary recoge absolutamente todos los tópicos del género –amores de instituto- en cuanto a personajes, situaciones y escenas, salvando los detalles referidos a la ciencia-ficción, que aparecen en los tres o cuatro episodios finales. Durante dos terceras partes de la serie, se dedica a mostrarnos a los personajes, con sus diversas vivencias y relaciones, sin sorprendernos lo más mínimo, ya que son fácilmente predecibles. Aunque algunos personajes tienen un cierto atractivo, el argumento sólo tiene un mínimo interés hacia el final de la historia, ya que en los primero ocho o nueve episodios se limita a introducirnos en el día a día de los protagonistas, desde sus actividades en el instituto, hasta las fiestas, reuniones para estudiar o salidas en grupo. Escenas que, nuevamente, son las habituales en los gakuen. Francamente, hay episodios que aburren, a pesar de durar únicamente sobre los 10 minutos. Para colmo, el episodio especial que da carpetazo a esta obra no añade nada a la trama, con lo que uno acaba sin saber qué ha ocurrido finalmente con Naoki y Yusuke tras los hechos del episodio final. La animación cumple su cometido, sin ser nada del otro mundo, está bien lograda y es muy colorista. El diseño de personajes, aunque en el bando femenino siga los patrones de los harem anime –ojo, éste no lo es, técnicamente hablando-, es decir, que son todas chicas monas con personalidades muy definidas y diferentes entre ellas, es atractivo y de lo más destacado de la serie. En lo referente a la música, la banda sonora es normalita, tanto los temas vocales como los que suenen a lo largo de los episodios. Hani Hani Operation Sanctuary es, en definitiva, un anime falto de interés argumental, con una historia de amor que no atrae excesivamente, que cae en un sentimentalismo podríamos decir que barato en la parte final y que, a pesar de los secretos de la trama que se conocen en los últimos capítulos, no engancha al espectador. Un anime bonito desde el punto de vista de la animación, pero mediocre en su argumento. La parte positiva es que la serie es corta, poco más de dos horas vista del tirón, así que verla no es una pérdida de tiempo tan grande como si tuviera una duración más habitual.

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.