sábado, julio 09, 2005

Psychic Academy, la otra obra larga del autor de Yura y Makoto

En España sabemos quién es Aki Katsu por su manga Futari Ecchi, el manual de sexo en forma de cómic que publica Mangaline y que conocemos por el título Yura y Makoto. Además de esta obra, el autor tiene otro manga propio importante en su carrera, y decimos "propio" porque la versión en papel de Escaflowne que dibujó fue un encargo. Así pues, hablamos de su otra obra larga, ideada por él mismo: Psychic Academy Aura Banshou, más conocida simplemente como Psychic Academy. Se trata de una comedia romántica de corte fantástico, protagonizada por chicos y chicas con poderes psíquicos que en ocasiones se enfrentan en peleas en las que hacen uso de sus poderes especiales. Y siendo su autor quién es, obviamente tiene un marcado carácter ecchi. Varios años después de que comenzara a publicarse, este título tuvo una adaptación animada para la pequeña pantalla. Fue en 2002 cuando se estrenó una serie televisiva que concluyó tras 24 episodios de alrededor de 10 minutos. Entre el staff técnico encargado de realizar este anime sólo destacaba el nombre de Miho Shimogasa, diseñadora de personajes en títulos como Gravitation o Ultramaniac.

En el siglo XXI, la humanidad se divide entre hombres normales y hombres dotados de una aura que les hace poseer unos poderes especiales relacionados con algún elemento de la naturaleza. Para que sepan controlar esos poderes y en el futuro sean personas de provecho para el país, el gobierno japonés ha creado la Academia Saikikku, un centro especial para educar a los niños y jóvenes "superdotados". En cuanto se encuentra a un "superdotado", en cuestión de días es internado en la Academia. Por ese motivo, cuando apenas eran unos críos, Oriina y Shiomi tuvieron que separarse, ya que se descubrió que ella tenía poderes. Pero ahora, años después, resulta que han despertado los poderes de Shiomi e inmediatamente entra en la Academia, donde se encuentra con una Oriina que ha "crecido" bastante desde la última vez que se vieron. Aunque está feliz por el reencuentro con su amiga de la infancia, que nunca se ha olvidado de él, pronto siente curiosidad por una arisca compañera de clase, Myuu, que no se relaciona con nadie en la Academia. Poco a poco logra acercarse a esa chica tan poco sociable, aunque Oriina siempre está encima de él. Además, el pobre Shiomi se mete en más de un apuro por ser el hermano de Zero, todo un mito entre los "superdotados". ¿Podrá Shiomi aprender a controlar sus poderes especiales y, de paso, decidirse entre Oriina y Myuu?

Uno de los principales puntos fuertes de Psychic Academy es su corta duración, los capítulos habrían sido un tostón si hubiesen durado 25 minutos. No obstante, sin ser una serie imprescindible y aunque reúna muchos de los tópicos de este tipo de animes -tanto como comedia romántica, como en cuanto al erotismo con el que juega-, es más o menos entretenida y tiene momentos interesantes. Dejando de lado el aspecto fantástico de los poderes psíquicos, no deja de ser una comedia romántica ambientada en una escuela, como tantos otros gakuen. Las escenas picantes no hacen más que acercarla a otros títulos parecidos que se han realizado en los últimos tiempos, como Green Green. Entre los personajes secundarios, algunos son simplemente geniales, destacando por encima de todos Zero, y otros ayudan con su carisma, ternura o gracia a sobrellevar mejor la serie. El trío protagonista, por contra, es totalmente arquetípico: el chico buenazo que duda a quién de las dos chicas ama, una chica dulce que muestra abiertamente lo que siente por el chico y otra chica que se hace la dura, misteriosa, interesante e incluso borde, pero que está colada por ese chico aunque no lo quiera reconocer. En otras palabras, el triángulo amoroso clásico, de toda la vida. La animación no es nada del otro mundo, mantiene un nivel medio a lo largo de la serie, si bien hay escenas en que se puede catalogar de mala. Por su parte, los diseños, a pesar de no ser malos, siguen la estela de las series picantes y son preciosistas, presentando a chicas monas con buenos "atributos", a menudo semidesnudas o en poses imposibles. Y es que el fanservice está a la orden del día en este anime, que incluye bastantes escenas que no aportan nada e incluso a veces están metidas con calzador, restándole dinamismo a la historia para "animar" al personal. Musicalmente hablando, la serie pasa desapercibida. Los temas vocales no destacan especialmente y la banda sonora cumple su cometido con simpleza. Si a todo esto le sumamos que el final decepciona porque queda abierto, podemos concluir que Psychic Academy es una serie de ésas que uno ve del tirón para quitársela de en medio -toda seguida dura unas cuatro horas- y más que nada por ver cómo está el tema del fanservice. Aunque tiene algunos puntos a su favor, en general es una obra bastante mediocre y destinada a un público muy concreto: el aficionado al ecchi.

1 Comments:

At 4:36 p. m., Anonymous Anónimo said...

Con respecto a Psychic Academy yo comencé primero con el manga, de lo cual pude conseguir 2 tomos y me pareció interesante, conseguí los 24 capítulos del anime y realmente quede muy decepcionado de que terminara apenas cuando se empezaba a poner interesante, después lo comparé con los dos cap del manga que tenía y resulto que el 50% del anime cubre apenas los primeros 2 volúmenes del manga así que me puse a buscar y encontré los otros 9 volúmenes porque se supone que solamente son 11 (se supone) el manga es simplemente superior al anime la realización de las viñetas y el entintado cuando usan las auras es simplemente genial sin dejar de largo el uso de las diferentes vistas que lo hace a uno meterse más en la historia; se entiende claramente la idea que quiere dar el artista, después de leerme todo el manga (los 11 volúmenes que tengo) se puede decir que el anime nada más cubre los primero 4 volúmenes del manga y la verdadera historia empieza a desarrollarse a mitad de volumen 5 después la historia cae muchas veces en regresiones y escenas que no parecen tener ningún sentido o que uno puede llegar a creer que simplemente están de relleno pero a como se va desarrollando la historia uno va entendiendo los detalles en que caían en esas escenas. La historia llega a ser muy entretenida y envolvente en algunos tramos, para mi criterio se pudo desarrollar más.
En síntesis el manga en muy bueno se los recomiendo pero les advierto que esperaba más del final que en realidad fue… Bueno para que contárselos véanlo por ustedes mismos.

 

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.