domingo, octubre 30, 2005

Crónica de un nefasto sábado de Salón del Manga (hasta casi última hora)

Probablemente, este haya sido el peor sábado de Salón del Manga que haya vivido (y van 8). Colas kilométricas como hacía varios años que no veía -a las 13:30 aún daba la vuelta a la manzana-, dentro había llegado un momento en que no cabía ni un alfiler, hacía un calor asfixiante -sin duda azuzado por la marea humana que había en el recinto- y, como es tradicional, a las dos horas de estar dando vueltas comienza la sensación entre claustrofóbica y de "locura" (sobre todo viendo a algunos especimenes de tu alrededor), te entran ganas de asesinar al tío que está cantando por vigésima vez el Blurry Eyes y pensando que cada año las faldas de las cosplayers son más cortas (y la vergüenza de los tíos, menor; véanse los chicos que iban de Nadia -relleno incluido- y de Lamu).

Afortunadamente, al tener acreditación -sigue sin convencerme el tema de las pulseritas de colorines- he podido entrar poco más allá de las 10, apenas un cuarto de hora después de que llegase a La Farga. Dentro, ninguna sorpresa. Más o menos los mismos stands de cada año, con algunas curiosas variaciones, como la parada de Planeta, que no tenía apartado comercial (o eso me ha parecido), o la de Mangaline, que era la primera vez que tenía forma de medio rectángulo y no de medio cuadrado (es una tontería, lo sé, pero suelo pasarme bastante rato en ese stand y hoy se me hacía raro). Esta vez no estaban los franceses de las últimas dos ediciones, pero más de una (y de uno) ha suspirado al ver los trajes de colegiala japonesa que vendían en una de las cada vez más habituales paradas de "chorradas" japonesas. Lo demás, como siempre: las paradas de videojuegos, las de cómics, las de únicamente manga y/o anime, aquellas que venden material manganime de importación -especialmente merchandising- y las que se dedicaban más a las frikadas, el puesto del 3xl.net con sus personajes "a escala real" (ostras, no he mirado si estaba otra vez Yawara Inokuma, aunque no me extrañaría que este año hubiesen preferido no ponerla, dada su "posición").

Mis compras, teniendo en cuenta que el domingo que viene iré a por mi ración mensual, han sido escasas y en apenas 15 minutos ya las tenía. Los tres tomos de La princesa caballero (Osamu Tezuka) por 18€, los tres primeros tomos de Family Compo (Tsukasa Hojo) por 10€ y, como si de un milagro se tratase, el segundo número de Compiler (Kia Asamiya), que llevaba varios años buscándolo -fue uno de los mangas con que comencé, hace ya más de 10 años; como tenía esa parte en formato revista (Shounen Mangazine), no me la compré en Biblioteca Manga-. Gastando únicamente 30 euros ya estaba más feliz que unas castañuelas.

Después de encontrarme con viejas amistades de mis años "mozos" en los foros del programa juvenil 3xl.net, han empezado los problemas. Como decía, la situación en el interior del lugar comenzaba a ser algo agobiante, no podía acercarme a mis víctimas elegidas para entrevistarlas porque, o no habían llegado, o se encontraban bastante ocupados. Así que ha tocado hacer aquello tan típico de dar vueltas por el Salón... simplemente por hacer algo. Ni siquiera me ha animado estar con un viejo colega que se ha hecho fotos con todas las chicas que iban disfrazadas, especialmente si llevaban poca ropa, o en su defecto, falditas. ¿He dicho ya que cada año son más cortas? Eso o yo empiezo a hacerme mayor, que también podría ser. Al final, cansado, con la espalda hecha polvo por el peso -llevaba mi edición en cómic-book de Chicos de menta para una chica- y no encontrándome muy bien, he decidido volver a casa. No, hoy no ha habido comida friki, otro clásico del Salón del Manga. Pero mañana sí, miedo me da. Por cierto, es curioso: siendo Hospitalet una de las ciudades de Cataluña con mayor tráfico ferroviario (buena parte de los trenes del área metropolitana salen desde allí), nunca entenderé cómo puede ser que cada año tenga que tragarme al menos un cuarto de hora de espera para coger un tren en dirección a Barcelona.

Ya en casa, aparte de dar las dos noticias de Selecta y llevarme un buen mosqueo por temas personales, he aprovechado para ver los dos últimos episodios de Great Teacher Onizuka, anime del que hablaré próximamente. Me hubiese quedado ya en casa, pero a las 18:30 participaba en la mesa redonda titulada Internet: ¿ayuda o peligro?, junto a José Luis Puertas (editor de Jonu Media), Jaime Rodríguez (editor de Planeta) y nuestro insigne Álvaro Pons (La cárcel de papel). Moderaba Genís Puig (director de Misión Tokyo). He llegado un cuarto de hora antes y en seguida he comprobado que, efectivamente, una docena de compañeros de Frozen Layer se encontraban aguardando para el debate (incluso un "Superman" ha estado presente). Tras saludar a mis compañeros de mesa -y a Marc Bernabé y Verónica Calafell, que asistían como espectadores-, ha comenzado la charla, que intentaré resumir a mediados de semana, aunque los nervios y la mala sonorización -en el escenario se estaba celebrando el concurso de karaoke- han hecho que no me enterase de buena parte de lo que decían los representantes de la industria. Ha sido un placer conocer a Álvaro, aunque no hemos podido hablar demasiado (espero ansioso que publiques un buen repaso de ese tocho que es MW), un hombre al que Reflexiones de un bot le debe mucho por el apoyo que nos brindó en nuestros primeros meses de vida, con un par de "empujoncitos" que nos fueron muy bien.

Pasadas las 19:45 el recinto comenzaba a vaciarse y ya se notaba un cierto frescor en el ambiente. Esa última hora del día ha sido el momento de abordar a editores, o al menos de intentarlo. Han caído Jaime Rodríguez y Miguel Ángel Díaz (con quién he mantenido una larga y amena charla de más de 30 minutos, entrevista aparte, y a quién le reitero mi agradecimiento tanto por leernos como por "él-ya-sabe-qué"). Se nos ha escapado José Luis Puertas, aunque nos ha encomendado a intentarlo de nuevo mañana (espero que no se haya picado por el debate que hemos tenido en la mesa redonda al hablar de los fansub). Todas las entrevistas, por cierto, las transcribiré y publicaré a partir de mediados de la semana que viene.

Finalmente, antes de marcharme, pues ya eran casi las 21:00 y las paradas empezaban a echar el cierre (o sea, a "cerrarse" con plásticos -como hace Otakuland con su material-), he estado unos minutos en la zona de Panini, con José Luis Córdoba, el "gran jefe" de la editorial en España. Después de varias consideraciones sobre el cómic y el manga, las ventas y el error de bulto aparecido en el primer tomo de Platonic Venus (el artículo que aparece en la primera página está mal maquetado y es imposible leerlo al completo), un amable agente de la seguridad y el orden nos ha invitado a cerrar el chiringuito al señor Córdoba y a marcharnos a los demás presentes. Sí, señor agente, como usted mande. Despedidas, rumbo la estación (sí, lo habéis acertado: otra vez he tenido que esperar un cuarto de hora a que pasase un tren) y para casa.

Al final, he llegado a las 22:10. Cena, ducha, fútbol en la tele (ya, bueno... cosas que pasan) y aquí estamos, escribiendo esta extensa crónica sobre un sábado de Salón del Manga que me ha sido nefasto en general, aunque las últimas tres horas se han tornado la mar de interesantes. Ahora, a dormir, que mañana será, nuevamente, un largo día de Salón.

9 Comments:

At 12:51 a. m., Anonymous Jack_Sjelleton said...

No te quejes, que uno vive a Mallorca, y no será posible ir este año .____.XD

Saludos.

 
At 2:00 a. m., Anonymous Mónica said...

jur, pues mañana me toca a mí ir

 
At 7:45 p. m., Anonymous Anónimo said...

gracias colega¡¡ un gallego te esta muy agradecido por contarnos tu dia...al leerte me he sentido un poco como si hubiese estado ahi..ya siento un poco menos de envidia de esas 58.000 personas que segun antena3 asistieron al salon.


mithrandir

 
At 12:51 a. m., Anonymous Anónimo said...

Vaya...creo que he llegado demasiado tarde...pues nada que me das mucha envidia..

Aún así y si volvieras otro dia ( si ya...), bueno que a ver si puedes hacer un par de preguntas a los editores de Otakuland, si es que existen, claro, bueno en primer lugar a mi Otakuland me parece de las editoriales mas, injustamente, despreciadas de este país, desde luego al cesar lo que es del cesar, y sus ediciones de comics son como minimo discretas...pero por otra lado ofrecen
una relación calidad/precio más que ajustada, y desde luego tienen un criterio excepcional para la elección de sus títulos..bueno el caso es que mi librero me dijo hace poco que Otakuland cerraba sus puertas como editorial, que iba a acabar los títulos que tenia pendientes pero que no iba a sacar más...el caso es que un
tiempo después en mi libreria aparacieron saldadas en dos entregas los 8 tomos de Bt'x y si a eso unimos la escasez de novedades de Otakuland en los últimos tiempos,bueno, que si fuera posible podrias acercarte a Otakuland y comprobar la certeza de estor rumores, s'il te plait, y de paso y si no fueran ciertos ( ojala ) cuales son sus proximos títulos, y sobre todo para cuando algo más de Adachi (sobre todo H2, aunque Pimentón multicolor tambien caeria...)

 
At 3:33 p. m., Anonymous Saku said...

y yo soy de Ibiza y también me he tenido que quedar aquí.. TT.TT

 
At 9:55 p. m., Blogger Kyosuke said...

He probado un par de veces, pero la persona que maneja el tema de la rama editorial no estaba presente en el stand. Pero sí que es cierto que hay varios títulos anunciados desde hace más de un año y no se ha sabido nada más de ellos...

 
At 11:32 p. m., Anonymous Anónimo said...

Bueno, algo es algo..al menos hay encagado de la linea editorial ( auqneu el hecho de que hayan pasado 4 meses entre el tomo 4 y 5 de Santuario no dice mucho de su labor), lástima que haya que sacrificar a un borrego para ponerse en contacto con él, gracias de todas formas, y a ver si nos acompañaran los hados y vieramos pronto por aquí algo más de Adachi

 
At 1:10 a. m., Blogger Kyosuke said...

Hombre, el encargado de verdad creo que es Emilio Gallego, y diría que vive en Japón. Me refería a la persona que se encarga del tema desde aquí.

Yo también quiero leer más cosillas de Adachi, y no me refiero sólo a "Touch", que lo tengo por aquí y espero poder leerlo antes de Navidad.

 
At 10:47 a. m., Blogger Atzur said...

Todo el mundo se ha quejado de la excesiva sonoridad del karaoke... pero no sonó tanto el blurry eyes. Creo que "M" de la Yamasaki esa la cantaron más veces.

Yo acabé afónico de presentar...

 

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.