jueves, noviembre 03, 2005

Crónica de la mesa redonda "Internet, ¿ayuda o peligro?"

A primeros de octubre, Genís Puig -director de Misión Tokyo- contactó conmigo para invitarme a participar como ponente en una mesa redonda del Salón del Manga dedicada a internet y sus aspectos positivos y negativos respecto al manganime. El tema me pareció interesante y acepté, aún a sabiendas de que se iba a hablar poco de información y mucho de descargas de anime. Un par de semanas más tarde, Ficomic informaba de la composición de las mesas redondas organizadas, y allí estaba el nombre de Reflexiones de un bot, en el debate titulado Internet, ¿ayuda o peligro?, moderado por Genís y con la presencia, además, de Jaime Rodríguez (editor de Planeta), José Luis Puertas (editor de Jonu) y Álvaro Pons (creador de Lá cárcel de papel). Difícilmente podría haber estado mejor acompañado. El asunto prometía.

La mesa redonda estaba programada para el sábado a las 18:30. Justo antes, en la sala de actos se estaban presentando las novedades de Planeta, que se alargaron un poco más de la cuenta y, entre que llegábamos los ponentes y se preparaba todo, comenzó con más de diez minutos de retraso. En el centro de la mesa se encontraba el moderador, a su izquierda los representantes de la industria -quedando Jaime en el extremo- y a su derecha quienes íbamos a hablar de la información en la red -conmigo en el extremo-. Tras una breve introducción o presentación de cada uno de nosotros, en donde se habló especialmente de los avances que ha permitido internet en materia de información para los aficionados, no sólo en cuanto a lanzamientos, sino también de obras y autores, hayan llegado aquí o no, se pasó a tratar los dos temas que coparían toda la mesa redonda. A pesar del calor que hacía en la sala, los ánimos no se caldearon apenas, aunque sí hubo apasionamiento en la defensa de las propias opiniones, especialmente por el editor de Planeta.

Comenzó a hablar precisamente Jaime Rodríguez, acerca de la vasta información disponible en la red y de la facilidad que supone para los lectores conocer cualquier novedad editorial, no sólo española sino también japonesa. Posteriormente se referiría a los rumores que suelen circular por la red en cuanto a posibles lanzamientos futuros y aclaró que su editorial había renovado tiempo atrás su web, creando de paso una sección de consultas precisamente para que los aficionados pudiesen estar al tanto de esas novedades. Además, siempre les queda la opción de escribir directamente a la editorial para asegurarse de cualquier información.

Mientras, José Luis Puertas también comenzó alabando los flujos de información que internet mueve en nuestro mundillo, tanto en páginas como en foros de opinión, aunque a veces se cuelen algunos detalles que no son ciertos y que algunas opiniones tiendan a ser más destructivas que otra cosa. Pronto cambió la dirección de su discurso para tratar el tema de las descargas en la red, aduciendo que, aunque los fansubs dan a conocer series, luego de una edición profesional en DVD aparecen ripeos que perjudican sus intereses.

Álvaro Pons volvió al tema de la información hablando de la falta de profesionalidad de los medios existentes en el mundo del cómic en general. No una falta de profesionalidad entendida como falta de diligencia, sino en cuanto a que quienes informan no suelen ser periodistas ni a trabajar profesionalmente en este mundillo. Es decir, que son aficionados como cualquier otro que dedican su tiempo libre a informar sobre las noticias que se dan en su afición predilecta. Ese amateurismo es el que lleva en ocasiones al amarillismo y al sensacionalismo, en pos de crear una polémica, no de informar realmente.

El tema del sensacionalismo también lo traté yo, en la misma dirección empleada por Álvaro, aunque yo sí hablé de falta de diligencia. No de los grandes medios, sino de los más pequeños o desconocidos, que en busca de mayor protagonismo y visitas no dudan en tergiversar ciertas informaciones o inventarse algunos datos, aún cuando en realidad no saben nada sobre el tema. Una traslación de lo que suele suceder en los foros de opinión, pero aplicada a los medios. El famoso "hablar por no callar". A continuación se habló de fuentes de información, en las cuales destaqué el papel esencial que está teniendo el hecho de que la mayoría de editoriales hayan renovado sus webs en los últimos tiempos, haciéndolas más dinámicas y funcionales, y manteniendo un buen ritmo de actualización.

Se nos preguntó si internet supone un segundo boom del manganime en España. Contesté que, en realidad, cabría decir que es el tercero. El primero fue el de Dragon Ball, Akira y compañía, a principios de los 90, aspecto que más tarde se encargaría de recordar Álvaro, aunque Jaime considerara que aquello no fue un verdadero boom, ya que creó pocos aficionados y las ventas eran mínimas a excepción de la obra de Akira Toriyama. Luego, el segundo auge del manganime había sobrevenido con la edición de shoujo a cargo de Planeta, artífice de la entrada masiva de jovencitas en el manga y luego también del auge del seinen con Monster y las obras de Osamu Tezuka. A la editorial se la critica mucho, pero fue quién se mojó por dos géneros que hasta entonces eran prácticamente tabú en España. Así, internet estaría creando una nueva explosión, pero más referida al anime que no al manga, gracias a los fansubs, atrayendo a nuevos aficionados que tienen en internet lo que los más veteranos conseguíamos en televisión (es decir, "anime gratis").

Fue después de esto cuando se pasó a tratar el asunto de los fansubs y los ripeos. Todos coincidimos en que la posibilidad que nos ofrecen los fansubs de conocer series nuevas es algo muy positivo para nuestro mundillo, puesto que además sirve de indicativo para saber qué títulos tendrían mejor aceptación de editarse, aunque eso no quitara que fuese ilegal -aspecto en el que se mostró especialmente duro y reiterativo Jaime- o que no sirviera de mucho si luego llegaba una edición profesional y la gente se quedaba con la versión fansubtitulada. O incluso con un posterior ripeo de esos DVD. En ese momento, ante el peligro de confundir ripeo y fansub, procuré dejar claro que ambas cosas son diferentes y que la ética que tienen los fansubs cuando se licencia un anime es algo que, obviamente, no poseen los que se dedican a los ripeos, grupos con quienes siempre he estado en contra. Llegados a este punto, con el concurso de karaoke en pleno apogeo, desde mi posición apenas podía escuchar a los representantes de la industria, que de un modo u otro se dedicaban a defender sus ediciones y atacar las descargas de internet cuando ese material está perfectamente disponible en una edición legal y profesional.

Tras esta última intervención por parte de los editores, viendo que el tiempo apremiaba, se pasó a una ronda de preguntas, donde sí hubo embarullamiento. En primer lugar, el chico que estaba en el stand de Planeta para hacerse fotos con los visitantes disfrazado de Superman, habló acerca de los formatos escogidos en el pasado por la editorial, los cierres y las posibilidades nulas de volver a ver algunas obras, por lo que en internet se organizan los aficionados para poder continuarlas en español. Jaime fue tajante con este tema, alegando que no se puede comparar cómo estaba el mercado hace 10 años con cómo está ahora, de manera que es absurdo comparar los formatos que se editaban entonces con los que se editan ahora. Luego habló una chica que decía haberse encargado de los mangascans en castellano de Hanayori Dango y que hacía hincapié en la importancia de este tipo de actividades para hacer llegar al público títulos que de otro modo no llegarían, puesto que en Japón salen demasiadas obras y no todas acaban llegando a España. En este punto, por un lado Jaime habló sobre el robo y fraude que eso supone para las editoriales españolas, mientras que José Luis acertó a criticar esa especie de síndrome que tienen algunos por leer o ver todo lo que se hace en Japón, cuando sólo una pequeña parte vale realmente la pena. Aquí, el diálogo entre los ponentes y la chica se lió, ayudado por el ruido procedente del escenario. Finalmente, un chico preguntó acerca de la nueva edición de Dragon Ball, con lo que los ánimos volvieron a su cauce.

Después de esta intervención concluyó la mesa redonda, que se hizo corta y algo caótica por la irregular sonorización (acabamos casi a la par que el concurso de karaoke), y en la que se trató durante la mayor parte del tiempo el tema de las descargas en internet. En resumen, no se profundizó demasiado sobre el tema y se obviaron algunos puntos como la importancia que han tenido los foros de opinión en la cohesión social del fandom, algo que los más veteranos no tuvimos mientras crecíamos como aficionados. Era evidente que el asunto de los fansubs iba a dominar el debate. Después de saludar a Álvaro, que se volvía esa misma noche a Valencia, y a Jaime y José Luis, a quienes advertí que en un rato iría a entrevistarles, nos marchamos de la sala de actos, donde llegaban los chicos de Glénat a presentar sus novedades.

8 Comments:

At 11:00 p. m., Blogger ramonono | Maeghith said...

Vaya, pues ahí sí me hubiera gustado estar, principalmente por que desde "la industria" se siguen cayendo en los mismos errores de siempre (prefiero pensar que son ERRORES a que son MENTIRAS):

1- compartir un ripeo es 100% legal si no hay ánimo de lucro, y en el 95% de las descargas NO LO HAY. Incluso sin el consentimiento del autor (y no estoy diciendo que me parezca mejor o peor, sólo repito lo que dice la ley española en la actualidad, que Wendigo citó en un hilo del foro de frozen). Para más información al respecto, recomiendo un repaso al blog de David Bravo;

2- una descarga más no significa necesariamente una compra menos. Por ejemplo yo, descargo y NO compro (llevo 5 DVD en 5 años), pero si no descargase nada de internet, seguiría sin comprar nada (que no está el horno para bollos); y

3- una edición "profesional" no satisface las expectativas del aficionado sólo por ser "profesional" y llevar el sello de una editora: la satisface por méritos y si la édición no tiene méritos suficientes para satisfacer la demanda, pues lo siento pero ni siquiera será tenida en cuenta para comprar (todavía me estoy planteando la edición de FLCL, y mira que me gustó la serie, y es corta, y han llovido ofertas en las tiendas, pero queda por ahí una sensación de que "no se lo merecen [la industria en genral]" que me impide terminar de decidirme)

Un saludo Kyo.

PD: el 5 DVD creo que toca pronto, y espero que sea el de "Millenium actres"... ¡¡Que ya vi cuando la descargué!!, dependerá del bolsillo y de las críticas que reciba la edición, así que ya se pueden esmerar traductores, dobladores, DVDadores, distribuidores, y demás -dores que haya en el proceso.

 
At 11:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

Buenas Kyosuke, sinceramente no se desde cuando entro asiduamente a tu blog por decirte que te tengo como pagina de inicio y aun no se tu verdadero nombre nise como as llegado a tener esta reputacion para que te inviten,aunk no sepa quien eres. eres digno de admiracion y una gran figura de este mundillo.

Saludos. Arcangel

PD: No es pelotismo

 
At 11:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

hola yo tambien soy asidua a esta página desde hace tiempo, y estuve presente en dicha mesa y sinceramente me esperaba más, estoy deacuerdo que reflexiones de un bot es uno de los principales medios de información otaku, pero que me digan que infotaku que redactan noticas de 24 palabras o Mision tokio que publica noticias dos años más tarde, es faltar el respeto a todos los asistentes.
realmente me gusto la intervención del señor de la carcel de Papel, recomiendo su blog como principal medio de información otaku

 
At 12:00 a. m., Blogger Kyosuke said...

Mmm... bueno, yo nombré a Infotaku y Misión Tokyo porque son los otros dos medios en los cuales suelen saltar primicias. A Infotaku siempre le he criticado -de buena fe- que más que informar, telegrafían noticias (unos redactores más que otros).

 
At 1:30 a. m., Blogger Atzur said...

Misión Tokyo jamás ha pretendido ser un portal de noticias "regular" como infotaku o mangaes.

De hecho en uno de los últimos posts Genís recordaba que podían seguir mejor informados gracias a este blog (Reflexiones de un bot) e infotaku.

Aún así, hemos hecho cuanto hemos podido para informar de algunas pocas primicias.

 
At 11:19 p. m., Blogger Vorador said...

Negar que los fansubs les favorecen (al menos, a algunos) es absurdo. Bandai se ha forrado en este salón vendiendo figuras y merchandising vario de Gundam SEED. Incluso tenían el stand adornado con motivos de la serie. Y no está licenciada en España.

 
At 7:18 p. m., Anonymous Suu said...

A mí me encantan los de Planeta...hablan de profesionalidad...ellos, en cuyos cómics hay una media de una falta, ya sea ortográfica o gramatical, por página, cuando no hay fallos en el entintado, páginas no consecutivas, pérrafos repetidos, bocadillos intercambiados o traducciones inconsistentes...yo dejé de comprar 20th century boys porque me daba literalmente asco la calidad del papel, tanto de las portadas como interior, me parecía una tomadura de pelo gastarme casi 8 euros en un tomo de esa pésima calidad, cuando por ese mismo precio te compras uno de Norma con una calidad que le da tres mil vueltas...

 
At 8:49 p. m., Anonymous Anónimo said...

atzur Mision tokyo me parecia muy buen portal cuando actualizaban frecuentemente, tambien es cierto que lo unoc que conozco de Mision Tokyo es el portal pero me parece un Gran portal. No creo que nadie haya hablado mal de el aqui ( O eso Creo) Nosoy quien para criticar a ninguno pues todos me han valido para algo nisiquiera dire que portal/blog me gusta mas pues todos cumplen con su cometido y en el caso de los blog (deskonozco si en lso portales) se hace por amor al arte.

Arcangel.

 

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.