domingo, noviembre 27, 2005

Master Mosquiton, la sufrida vida de un vampiro pasota

Una de las novedades de Jonu Media para el Salón del Manga fue la serie de OVA Master Mosquiton. Esta obra es una creación de Satoru Akahori (Cazadores de magos, Maze) y Hiroshi Negishi, dos autores que ya habían trabajado juntos al idear el mundo de Saber Marionette. Bajo la dirección de Yusuke Yamamoto y con diseños de Kazuya Kuroda (Vandread, Chrono Crusade), Nippon Columbia producía la adaptación al anime de este título a finales de 1996. Con una periodicidad mensual fueron saliendo los 6 capítulos de que consta y, debido al fulgurante éxito que cabía esperar estando Akahori de por medio, en septiembre de 1997 comenzó una serie de televisión, Master Mosquiton'99, que continuaba con la historia. El autor demostraba una vez más que todo aquello que toca se convierte en oro, da igual si se trata una aventura medieval, una historia en pleno espacio, una guerra entre mechas o las peripecias de una joven Indiana Jones y su compañero vampiro. Aúna comedia y erotismo con una frescura que obra a obra acrecenta el prestigio de este auténtico enfant terrible de la industria animada nipona.

Son los locos años 20. Inaho Hitomebore, una intrépida adolescente, va a la búsqueda del féretro en que reposa el cuerpo inerte de Alucard von Mosquiton, heredero de la familia de vampiros más poderosa del mundo. Nada más encontrarlo, realiza el ritual para despertarle mediante su propia sangre. De este modo, Mosquiton renace y se convierte en su servidor. Inaho sueña con mantenerse guapa y joven para siempre, por lo que ansía encontrar la o-part, una joya capaz de concederle la inmortalidad a quien la posea. Tener a Mosquiton a su lado le es imprescindible. Mientras obtiene información sobre el paradero de la joya, Inaho, Mosquiton, Yuki y Honou -los siervos de Mosquiton, dominadores del hielo y el fuego respectivamente- viven en Shangai, donde regentan una relojería. La aparición de una extraña pirámide en pleno centro de Londres les da una pista sobre la o-part y marchan a la capital inglesa. Allí tendrán que enfrentarse al conde Saint Germaine, el gran enemigo de Mosquiton, que está a las órdenes de un misterioso anciano que sabe mucho acerca de la o-part. Es el momento de que Mosquiton deje de lado su habitual pasotismo y beba sangre, transformándose así en el sanguinario vampiro que debería ser como heredero de la familia.

Master Mosquiton es una comedia en la línea de Satoru Akahori: humor a veces pasado de vueltas, erotismo y una gama de personajes muy a tener en cuenta. Incluso adolece del principal mal de casi todas sus obras: un final que no está a la altura. A pesar de los diversos flashbacks que poco a poco van poniendo en antecedentes al espectador y el fulgurante inicio de la historia, ésta pierde fuelle y "credibilidad" conforme avanza. Sobre todo en el último OVA en el que uno no acaba de creerse lo que está viendo. En los primeros episodios descubrimos a los protagonistas, sus relaciones y el porqué de éstas, además de conocer la trama urdida por el misterioso anciano al que sirve Saint Germaine. Después entra en escena Camille, una exuberante vampiresa que se inmiscuye en la peculiar relación de amor-odio entre la mandona Inaho y el pusilánime Mosquiton -ciertamente, tiene sus motivos-. Finalmente se produce en enfrentamiento definitivo para hacerse con la o-part. De esta manera, el humor está presente durante toda la serie, a excepción del OVA final -cuyo protagonismo lo obtienen la acción y el drama-, mientras que el erotismo tiene su cénit con la aparición de Camille. La creación de personajes con gancho es uno de los fuertes de Akahori, y Master Mosquiton es una nueva muestra de ello. La animación se mantiene a un gran nivel durante las dos horas y media, mientras que el diseño de personajes, sin ser especialmente brillante, está a la altura y reproduce con bastante fidelidad los personajes del manga -dibujado por Tsutomu Isomata-. La banda sonora acompaña correctamente, aunque los temas vocales no destacan. El mejor es probablemente el tema de entrada, Master Mosquiton no theme, que es instrumental y está interpretado por Osamu Tezuka (no confundir con el Dios del manga). Hablando ya de la edición española, está presentada en un digipack con varias ilustraciones impresas en la caja a alta calidad y se acompaña de un libreto informativo. La calidad de vídeo es bastante buena a excepción de algunos segundos en el último episodio, en que se ve granulada cuando se producen unas explosiones de luz en plena acción. El doblaje español es pasable, con alguna voz que no le pega al personaje, pero con una actuación soberbia de la actriz que pone voz a Inaho (aunque dado su timbre, probablemente a más de uno la voz le parecerá odiosa). Apenas hay extras, sólo las típicas fichas técnicas y de personajes. El precio de este digipack es de 21€. Si la serie de OVA se vende bien, sin duda también llegará la serie de televisión. Por lo pronto, este título apunta buenas maneras, aunque en los OVA no acaba de relucir al cien por cien lo mucho que puede dar de sí. En todo caso, es un buen visionado si lo que se pretende es echarse unas risas.

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.