sábado, diciembre 03, 2005

Falsas apariencias, terror de baja intensidad

Hace un par de semanas hablábamos de Shitaro y decíamos que nos había convencido para probar más obras de terror de Senno Knife. En cuestión de días nos hicimos con el otro título de este autor publicado en España, el Falsas apariencias de La Cúpula. Este volumen de casi 200 páginas recopila 5 historias publicadas entre 1997 y 1999 en la revista Young Book de la editorial Soumasha, que aparecieron unificadas ese mismo 1999 bajo el título Ningen Modoki. Nuevamente Knife hace uso de algunos miedos japoneses tradicionales (lo que esconde el viejo pabellón de la escuela, lo que puede pasar por visitar el instituto de noche o el sangriento misterio de un hostal perdido en la montaña) para dirigirse a un público tan adolescente como los protagonistas de sus historias. Los resultados son desiguales.

Unos extraños seres acuáticos con la facultad de tomar la forma de aquello que se comen son peligrosos si pretenden convertirse en humanos para convivir con nosotros. ¿Por qué tres chicas, las únicas personas hospedadas en un destartalado hostal de baños termales, salen de su habitación por la noche si se les ha advertido claramente que estarán más seguras si se quedan encerradas? Cuando tu clase esté preparando un túnel del terror para el festival escolar, es mejor no intentar entrar de noche en el aula para destrozar los preparativos: aquello puede convertirse en un verdadero túnel del terror. Si una amiga desapareció mientras caminabas con ella por el pasillo del viejo pabellón del instituto al aparecer de repente un agujero negro en el suelo y tragársela, ¿no sería mejor que no te acercaras por nada del mundo a ese sitio otra vez? Maltratada y vejada por su madrastra y su hermanastra, una joven debe controlar su odio, aunque un tétrico hombre y su muñeco de ventriloquia la empujen a dar rienda a sus sentimientos más oscuros.

En pocas palabras, ésas son las tramas de las 5 historias que conforman Falsas apariencias. La sensación que queda después de leer este volumen es de decepción. Habiendo leído previamente Shitaro, se echa en falta la tensión y garra que desprendían las historias coprotagonizadas por el diabólico niño. Hay menos sangre, menos muerte y menos excesos -aunque sigue habiendo bastante de todo ello-. Un ejemplo: en Falsas apariencias las historias quedan cerradas del todo, aliviando el desasosiego que sí dejaban los finales de cada narración de Shitaro y que, en buena medida, eran su verdadero clímax. Además, no sólo encontramos algunos finales "felices", algo poco común en este género, sino que se podría decir que la historia inicial -que da nombre al tomo- es hasta "tierna y bonita". Probablemente la única historia inquietante de verdad sea "El pabellón antiguo", y la más curiosa, "El demonio de las navidades", una especie de versión gore del tradicional cuento infantil La cenicienta. Muchos encontrarán un claro paralelismo, tanto en la situación como en las ambientaciones, entre "Dama negra, dama roja" y "El palacio del paraíso" que se podía leer en Shitaro (incluso hay un personaje enmascarado). Los protagonistas son siempre femeninos, chicas buenas y frágiles a las que los demás maltratan o desprecian, mientras que sus acosadores y acosadoras muestran su lado más odioso constantemente, de manera que su futuro es previsible. El dibujo está en la línea de la obra editada por Mangaline, algo comprensible teniendo en cuenta que las historias de ambos recopilatorios coincidieron cronológicamente en su publicación, cada una en una revista diferente. Posee un marcado aspecto shoujo o, mejor, josei -manga para chicas jóvenes-, lo que lo hace bastante atractivo. Hablando ya de la edición de La Cúpula, cabe advertir un error tonto, aunque no afecta a la lectura. El sentido de lectura es japonés -de derecha a izquierda-, pero la portada es como si fuera la de una edición con lectura occidental. Un fallo curioso del que no se percataron hasta que tuvieron el tomo en las manos. Por lo demás, se usa papel blanco de buena calidad, la impresión está en su punto y el formato es algo más grande de lo normal -como el Biblioteca Manga de Planeta-. El precio del volumen es el habitual de los mangas de esta editorial, 8,95€. En definitiva, una notable edición para este Falsas apariencias al que le falta el terror en estado puro que se palpaba en Shitaro, que tampoco tiene la misma mala leche y que apenas inquieta, pero sí asusta a ratos. A pesar de ello, es un buen manga y tras su lectura no deja tan mal rollo como Shitaro, algo que más de uno agradecerá.

0 Comments:

<< Home

Todas las imágenes utilizadas en Reflexiones de un bot son propiedad de sus respectivos autores originales y su uso es meramente informativo. Asimismo, todos los textos publicados son propiedad del autor del blog, a excepción de las notas de prensa publicadas en su formato original. Se prohíbe el uso total de los textos en otros blogs, páginas personales y portales de información. Gracias por vuestra comprensión.